• Consultas  ciudadanas  en  Donostia/San  Sebastián

    Consultas ciudadanas en Donostia/San Sebastián

     El pasado Pleno del Ayuntamiento de Donostia /San Sebastián aprobó por unanimidad el reglamento de Consultas Ciudadanas de la ciudad, abriéndose, a partir de ese momento, el plazo de alegaciones.

    Si bien el grado de consenso en la aprobación fue total, hay una serie de aspectos que no deben ser obviados.

    El primero, la lentitud y el incumplimiento por parte de Bildu de la implantación de su “nuevo” modelo de Participación Ciudadana.

    De hecho, Bildu lega una política de Participación Ciudadana continuista y, en base a sus parámetros, timorata; tal y como acreditan las tres años que han necesitado para alcanzar sus escasos logros en esta materia.

    A ello no han sido ajenos dos factores; por un lado, el desconocimiento de la labor ya realizada desde las instituciones previamente a su entrada en ellas, y, por otra parte, el hecho de continuar percibiendo la democracia representativa como un freno para la “verdadera Democracia”.

    Una percepción democrática un tanto peculiar si tenemos en cuenta que Bildu ha defendido que sea el Alcalde y no el Pleno, quien en última instancia, decida si una consulta ciudadana puede o no llevarse a cabo; algo a lo que EAJ/PNV se negó desde el principio.

    Los votos de PSEE y Bildu han conseguido que, finalmente, frente a la representatividad del Pleno, sea la voluntad unilateral del Alcalde la que decida.

    Todo parece indicar que esta unión de últimísima hora tiene mucho que ver con la competición que PSEE y Bildu han iniciado para demostrar quién de los dos tiene la coleta más larga .

    A pesar de ello, en aras a ampliar los cauces de Participación en nuestra ciudad, votamos a favor del reglamento de consultas ciudadanas .

    Sin embargo, no deja de llamar la atención que, en una ciudad con más de 180.000 habitantes, en el proceso de realización de este reglamento hayan participado 57 personas a título personal o en nombre de asociaciones, de las cuales tan sólo 27 participaron en todas las sesiones.

    Este comentario no va en demérito de los participantes, al contrario, si no en la reflexión del porqué no se consigue una mayor involucración del ciudadano en los procesos de participación puestos en marcha.

    La respuesta quizás tenga más que ver con la credibilidad de “quién y para qué” se convoca a la ciudadanía que con el número de organismos existentes o el presupuesto a él destinado.

    Porque si lo que se busca no es otra cosa que la mera legitimación de lo ya decidido en otras instancias, reforzando esas decisiones con el coro de los ideológicamente iguales, se necesitará mucho más que meros reglamentos para aumentar la participación y el grado de credibilidad del Gobierno municipal en esta materia.

    Utzi zure erantzuna →

Utzi zure erantzuna

Cancel reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies