• CATALUNYA IS DIFFERENT!

    A Artur Mas, a quien por su propio nombre y la rica simbología medieval que inunda la cultura catalana, me resulta más fácil caracterizarlo como un caballero medieval a lo Tirant lo Blanc que, por mucho que aplique la misma solución de “sangre, sudor y lágrimas”, como un Winston Churchil barcelonés, ha comenzado su particular combate contra el dragón del déficit.

    Nada más alcanzar la mesa redonda de la Generalitat en el 2011, dio inicio a una serie de medidas de austeridad propias, frente a las que, tarde y mal, habían tomado sus predecesores del tripartito. Estos últimos basaron sus medidas en el recorte en la inversión de obra pública y la subida del IRPF (¿les suena a los guipuzcoanos lo del IRPF?) lo cual no les valió ni para conseguir su objetivo ni para mantenerse en el Palacio de la Generalitat.

    La propuesta del caballero Artur y su Camelot de la plaza Sant Jaume se basó en el recorte del gasto en los presupuestos en un 10%, afectando a materias tan sensibles como la Sanidad y la Educación.

    Lo que a estas alturas puede sorprender, no son tanto las medidas tomadas, sino el refrendo mayoritario que la sociedad catalana ha otorgado al caballero este fin de semana, dando al “hecho diferencial” catalán una nueva dimensión.

    Tras este éxito, consciente que continuar el recorte por esta parte de la tela dejaría el traje muy maltrecho, en el 2012, parece, que aplicará la lanza, no sólo al gasto (con reducción de salarios a los funcionarios y, de manera especial a los altos cargos, los cuales ven cómo su sueldo se ha reducido entre un 20 y un 25% en dos años); sino, también, a los ingresos, a través de una serie de subidas en las tasas y precios públicos (que recaerán sobre todos los usuarios)

    Pero en su particular lucha, Artur Mas envía varios mensajes: primero a los “mercados”, ese ente sin forma aparente, en clave de que Catalunya cumplirá con su objetivo de reducción del déficit; segundo, al Reino y Virreinatos de España, en el sentido de que hay quién ha empezado lo que otros no se atreven; y tercero, a sus mesnadas, a quienes recuerda que el modelo de financiación actual perjudica a Catalunya (lo cual puede traducirse en un “qué buen vasallo si tuviera un buen señor”)

    Supongo que sabrá que, tras el primer dragón del recorte del déficit, habrá que pelear contra el que impide el crecimiento. Este le obligará a dejar la lanza, tomar la espada y bajar del caballo. Para entonces ya sabrá cuántas bajas ha sufrido y con cuantos hombres y mujeres cuenta, pero esa será otra historia.

    Aunque sólo fuera por la llamada de mis ancestros catalanes o por el valor de coger el toro por los cuernos (quizás aquí debía haber escogido otra frase) le deseo la mejor de las suertes.

     

    Utzi zure erantzuna →

Utzi zure erantzuna

Cancel reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies