•  Gracias a la apuesta de EAJ/PNV, Donostia será la primera capital vasca que constituya un Consejo Asesor permanente para la Memoria de las Víctimas del Franquismo.

    Continuando con la labor impulsada por EAJ/PNV en anteriores legislaturas, se ha conseguido que la Memoria Histórica de las Víctimas del Franquismo cuente con su propio Consejo Asesor.

    Este tipo de Consejos cuentan con su propio reglamento, calendario fijado de reuniones y tienen un carácter permanente.

    Es decir, la Memoria Hsitórica de las Víctimas del Franquismo estará presente independientemente de la sensibilidad, o falta de ella, que el Gobierno municipal de turno tenga respecto a este tema.

    Sin embargo, es necesario remarcar que han sido necesarios tres años y cinco mociones las que el Partido Nacionalista Vasco ha tenido que presentar para llegar hasta aquí.

    Si nos atenemos a los hechos, en estos tres años, el Alcalde y el Gobierno Municipal de Bildu han intentado que este Consejo no se llegara a constituir.

    De hecho, el Alcalde llegó a decir en el Pleno que nuestra primera moción no hablaba de un consejo Asesor.

    En la recta final de la legislatura, se suman a nuestras peticiones ante la evidencia de que el apoyo de los socialistas va a provocar que este Consejo se acabe constituyendo en próximas fechas.

    Pero, ¿qué pega veía Bildu a la creación de este Consejo Asesor para la Memoria de las Víctimas del Franquismo?.

    Desde Bildu se pretendía que el Consejo Asesor de la Memoria Histórica de las Víctimas del Franquismo no cerrara su espacio temporal, es decir, asumían que la represión y los crímenes comenzaban en Julio de 1936 y llegaban hasta hoy.

    Esta postura estaba estrechamente vinculada por la necesidad de justificar su nula sensibilidad ante violaciones de derechos humanos cometidos a “posteriori” y por la necesidad de establecer una relación de causa-efecto entre los crímenes cometidos por el franquismo con los que otros han cometido hasta el 2009.

    Para EAJ/PNV lo primordial siempre ha sido preservar la Memoria Histórica de las víctimas del “régimen autoritario nacido tras el golpe de estado de julio de 1936 y que se prolongó hasta bien entrada la década de los setenta”. Sobre la extensión temporal y sobre el gran número y pluralidad de los perseguidos sólo un dato: el 40% de los donostiarras empadronados en 2010 tenían más de 18 años en 1975.

     Así pues, tenemos muy claro que hablamos de Historia reciente, vivida y viva en la memoria de muchos que nunca vieron escuchado su relato, no recibieron justicia ni obtuvieron reparación.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies