• LA “FOTO-FINISH” DE ETA

    La última visita de la Comisión Internacional de Verificación a Euskadi ha logrado volver a poner en la agenda política vasca la cuestión del cese definitivo de la violencia de ETA, en un momento en el que gran parte de la población se siente más preocupada por la situación económica que por un tema que consideran finalizado.

    A esta sensación contribuyó el hecho de que, una vez constatada que, en la práctica, ETA asumía el primer punto de la declaración de Aiete, el resto de los puntos se deslizarían, más o menos lentamente, en un efecto dominó.

    El actual nudo gordiano parece consistir en el rechazo de ETA a desmantelar sus estructuras si no se produce un reconocimiento oficial de ese desmantelamiento y una solución a la situación de presos y huidos por parte del gobierno español; esquema que éste último descarta.

    De la propia declaración de los verificadores queda claro quienes son los principales actores en esta parte de la trama, los que tienen algo que decir sobre las tablas del actual escenario, siempre teniendo en cuenta que en este tipo de asuntos la parte fundamental suele transcurrir tras las bambalinas.

    Pero más allá de voluntades y deseos del resto de agentes involucrados de forma directa o indirecta, uno no puede dejar de pensar que lo que se sustancia realmente es cómo quedan ambos actores en la “foto final” de este periodo de nuestra Historia

    A nadie se le escapa que, en una sociedad como la nuestra donde las imágenes valen más que millones de caracteres, la imagen de la “foto finish” será fundamental, no sólo para hacer más o menos honrosa la derrota o gloriosa la victoria, sino marcará de manera importante el recorrido de la construcción de la memoria a medio y largo plazo.

    Descartada la vieja litografía de un abrazo en Bergara o la foto en blanco y negro del frontón de Biarritz de los poli-milis, quizás habría que descartar una foto, aunque sea virtual o metafórica, como condición para dar carpetazo a este tema.

    De lo contrario, que cada palo aguante su vela

    Utzi zure erantzuna →

Utzi zure erantzuna

Cancel reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies