• ¡VIVA LAS VEGAS!

    Tras un lustro inmersos en una crisis económica que se ha llevado por delante millones de puestos de trabajo y ha situado al Estado español al borde de una intervención económica por parte de sus socios europeos, hay quien no saca conclusiones de lo que está ocurriendo.

    Cinco largos años durante los cuales ha quedado en evidencia la realidad de una economía mal estructurada, con gran dependencia del ladrillo, basada en la especulación, el “pelotazo” y en lo que algún economista ha definido “la economía del palco del Bernabeú” como metáfora de una cultura empresarial basada en la cercanía al poder y el clientelismo.

    Después de todo este tiempo, parecía que algunos empezaban a hacer acto de contrición y asumir todos estos errores, replanteándose, no sólo el sistema económico español, sino los valores sobre los que se sustenta. ¡Incluso se enteraron de que existía un “modelo vasco” al que imitar!

    Pues bien, en medio de lo que parecía una reflexión más profunda, desde determinadas instituciones públicas, se enfundan el traje de lentejuelas para apostar por un proyecto que es la antítesis del modelo anterior: el famoso EuroVegas.

    De “La vida es una tómbola” de Marisol al “Viva Las Vegas” de Elvis Presley, aunque para ello haya que apostar al todo a nada, reformar leyes o contrariar el mismísimo espíritu del Estatuto de los Trabajadores con tal de echar la alfombra roja a su particular Tío Gilito.

    Espero que dentro de unos años la ruleta de la fortuna les haya sonreído, los empleos florezcan y me tenga que comer estas palabras de triste agorero. Mientras tanto a seguir con el “hagan juego” y que la orquesta no pare de tocar.

    Utzi zure erantzuna →

Utzi zure erantzuna

Cancel reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies